loader image

EN EL PRIMER DEBATE EL GRAN PERDEDOR FUERON LOS CHILANGOS

EN EL PRIMER DEBATE EL GRAN PERDEDOR FUERON LOS CHILANGOS

* Clara Brugada, Santiago Taboada y Salomón Chertorivski decepcionaron en su primer encuentro

* Los tres cargan con enormes egos; fueron incapaces de hacer ofrecimientos concretos y tangibles

* Si piensan que se van a posicionar sacando los trapitos al sol de los adversarios están equivocados

TEDIO DOMINICAL.- Para quienes verdaderamente le saben y le entienden a la política tienen les queda claro que en los debates no hay ganadores ni perdedores, mucho menos victorias y derrotas.  Por lo mismo, las tres instantáneas que nos obsequiaron el domingo por la noche los aspirantes a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México (la morenista Clara Brugada Molina, el panista Santiago Taboada Cortina y el naranja Salomón Cherorivski Woldenberg), al concluir su primer tete a tete televisivo, no sólo resultan anacrónicas, sino totalmente inútiles, ya que desaprovecharon por completo la primer gran oportunidad que tuvieron de acercarse con sus potenciales electores. Los tres salieron sonrientes y con el brazo levantado sintiéndose los ganadores absolutos. Pero… ¿ganadores de qué? Repito: Los debates no son partidos de fútbol o ensayos de la elección y, por lo tanto, no cabe la posibilidad de ganar o perder absolutamente nada. Los debates deberían ser (en un mundo ideal) un ejercicio en el que sus protagonistas presenten propuestas concretas, tangibles y realistas que les permitan granjearse el voto de los indecisos y amarrar el sufragio de aquellos a los que ya tienen en la bolsa. Pero eso fue lo que menos sucedió con Clara, Santiago y Salomón. Los tres candidatos chilangos prefirieron dejar que los dominara el ego y el súper yo para bombardear a sus adversarios con acusaciones, señalamientos y epítetos, olvidándose por completo de que tenían a la mano una oportunidad de oro para marcar diferencia y, quizá, ponerse un paso delante de sus dos rivales.

PAN CON LO MISMO.- Los minutos del debate dominical entre los aspirantes a gobernar la CDMX transcurrieron sin mayores sobresaltos. Ninguno de los tres fue capaz de resistir la tentación de atacar a sus otros dos adversarios en lugar de pensar pragmáticamente para posicionarse positivamente de cara a la elección del 2 de junio próximo: Que la corrupción de la Línea 12 del Metro; que el cártel inmobiliario de la alcaldía Benito Juárez; que los contratos millonarios a empresas ligadas con funcionarios de la CDMX; que la compra irregular de un inmueble por parte de la hoy ex alcaldesa de Iztapalapa (en apenas 330 pesos)…. acusaciones, acusaciones y más acusaciones. Utopías, fantasías, ilusiones, pero ¡cero propuestas! Eso sí, cada uno de los tres trae una idea de ciudad muy particular con las necesidades por cubrir y los problemas por resolver. Clara, Santiago y Salomón se dicen los indicados para resolver todos los problemas que aquejan a la capital del país, pero lo cierto es que ninguno se presentó con el remedio y el trapito para cada uno de éstos. En épocas de campaña es muy fácil prometerle las perlas de la virgen al electorado, pero cuando se trata de cumplir, de aterrizar o de concretar lo cierto es que todo acaba por quedarse en el terreno de los buenos deseos. Y hasta ahí.

LOS TRES, REPROBADOS.- La agenda y el temario del debate entre los aspirantes a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México ya es cosa del pasado. Como saldo, los tres quedaron a deber en cuanto a temas de crecimiento, finanzas públicas, desarrollo económico, estado de bienestar, desarrollo humano y política social; para el segundo encuentro entre Brugada, Taboada y Chertorivski ojalá que (ahora sí) se tomen en serio los temas sobre corrupción, agua y transparencia, porque todos los capitalinos queremos propuestas y no promesas. Pero, sobre todo, que nos expliquen a todo cómo piensan concretar lo que plantean. Por lo tanto, en vía de mientras, a los tres les vendría bien prepararse un poquito más a fondo pero, sobre todo, echar mano de la autocrítica y mejorar en todos los aspectos, porque la realidad es que su falta de punch, seriedad y oficio les pasará factura a la hora de que la gente acuda a las urnas. Ojalá que los tres entiendan que deben prepararse no para atacar o para defenderse, sino para proponer. Señores, ¡eleven el discurso!, porque ya estamos cansado de que sólo acudan a los debates a sacar los trapitos al sol de sus rivales. Esos ya los conocemos de sobra. ¡Esmérense por favor!

Contacto.- @yalessandrini1 (Twitter X)

www.lapoliticamedarisa.mx

alessandriniyazmin@yahoo.com.mx

Comparte nuestro contenido en tus RRSS

¿EN DÓNDE ESTÁ EL CENTRO POLÍTICO?

¿EN DÓNDE ESTÁ EL CENTRO POLÍTICO?

El centro democrático mexicano no está equidistante entre izquierda y derecha. Siempre ha sido difícil de definir, pero sí está hoy entre los que se

Scroll al inicio