loader image

LA MARCHA Y LA CONTRAMARCHA DEL INE

LA MARCHA Y LA CONTRAMARCHA DEL INE

El próximo 27 de noviembre seguramente van a marchar más de un millón de personas por Paseo de la Reforma, Av. Juárez hasta llegar a el Zócalo de la CDMX, “como parte del Informe de labores” del Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y su llamada cuarta transformación. Es obvio que más allá del informe (si es qué hay algo que informar), esta movilización es en contestación a la marcha del pasado domingo 13 de noviembre en favor del INE, que más allá de las cifras la realidad es que concentró voluntariamente a miles de ciudadanos en 52 ciudades de la República Mexicana. 

Es claro que la intención de Andrés Manuel es opacarla con su machacona narrativa, la movilización y operación nacional, como lo ha hecho desde hace 20 años. Porque tampoco es ajeno a la discusión que así se hizo en buena medida de la presidencia, por el impacto que tiene la promoción de estas imágenes en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Anteriormente ya se habían hecho varios intentos para convocar a una marcha de grandes dimensiones, como las marchas feministas, otras en automóviles cero exitosas, y otras tantas con casi nula capacidad de penetración, organización, y finalmente esta marcha a favor del INE sí fue exitosa. Fue exitosa porque hubo convocatoria, hubo respuesta de los ciudadanos, y se creó una  narrativa, a pesar de que no se profundizó en una explicación didáctica sobre las modificaciones propuestas por López Obrador, sus verdaderas intenciones y los riesgos que esto implica para nuestra libertad y nuestra democracia. 

Ahora, a partir de la marcha en favor del INE Claudio X. González enfrentará  un serio problema, ya que una campaña como la que pretenden crear solo es viable si existen causas, un verdadero conocimiento territorial, sus problemáticas y el sentimiento social en cada uno de los segmentos que conforman el ecosistema mexicano, seguido de una cadena sucesiva de actos que mantengan por lo menos el mismo ánimo con un  número creciente de personas que se identifiquen con ellas.

Por otra parte otra, si bien la marcha hizo evidente la identificación y sentido de pertenencia que la sociedad tiene por el INE, también dejó claro el rechazo, la falta de competitividad y representación  de los actuales dirigentes de los partidos políticos particularmente del PAN, PRD y PRI, además de su incapacidad para abanderar las causas sociales, convocar y organizar al electorado.

A partir de ello el panorama no solamente se ve complicado, justo por la polarización que ha provocado el propio Presidente de la República, sino por la respuesta que López Obrador da, que no solo es desproporcionada por la gran movilización nacional y el derroche  de recursos económicos del erario que llevará a cabo, sino por que además él mismo participará en su marcha de la revancha.

Hoy, los políticos deben tener claro que la sociedad respondió a la convocatoria porque se trato de su INE, sin embargo ¿Cuando sean los partidos políticos con su reprobada imagen y sus desprestigiados dirigentes los que tengan que convocar y abanderar las causas, será la misma respuesta?

….Es pregunta.

Contacto.- @MarthaGtz (Twitter)

Comparte nuestro contenido en tus RRSS

MORENA LE APUESTA A LA DIVISIÓN INTERNA

MORENA LE APUESTA A LA DIVISIÓN INTERNA

* A la élite morenista no le preocupa la guerra intestina entre ‘corcholatas’  * El aumento el 20% a los salarios mínimos es un espejismo

Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.

Aviso Importante:

En La Política Me Da Risa son muy importantes el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información. Por eso, todos los artículos publicados en este portal son responsabilidad de quien los escribe y éstos no necesariamente representan el punto de vista de este medio de comunicación.