¿Y LOS MEXICANOS VACUNADOS CON LA SPUTNIK V?

LEGALIZAR AUTOS CHOCOLATE NO ES UN DILEMA… ES UNA ILEGALIDAD

LEGALIZAR AUTOS CHOCOLATE NO ES UN DILEMA… ES UNA ILEGALIDAD

* Ahora sí va en serio su legalización

* El rockstar que nunca lo fue

* Angelito jura y perjura que él es blanco y puro

COMIDA CHATARRA GRINGA.- La intención presidencial de emitir un nuevo decreto para legalizar los llamados autos chocolate (vehículos extranjeros internados ilegalmente a territorio nacional) es un gancho al hígado a la industria automotriz mexicana, pero también hay que interpretarlo como una terrible señal de cara a la actividad productiva, esa que le permite a las naciones entrar en dinámicas competitivas. La verdad es que los argumentos del Presidente Andrés López Obrador de que se regularizarán este tipo de unidades porque “la mayoría de las ocasiones se utilizan para cometer ilícitos” y porque “hay mucha gente que no tiene dinero para comprar un auto de agencia” no convence prácticamente a nadie. Sí, está muy bien que el dinero que se recaude por este concepto se quedará en los estados (de entrada están contemplados Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, o sea las entidades fronterizas) para que esos recursos se empleen en acciones de bacheo de las calles, pero es imperativo que todos hagamos un esfuerzo para intentar ver la fotografía completa de esta situación y también considerar las implicancias y consecuencias que esta medida acarreará al país en el corto plazo. De entrada, se está haciendo legal lo ilegal y son una pésima noticia para el sector dedicado a la fabricación y venta de vehículos nacionales. Y no lo digo yo, lo dice una voz autorizada en el tema, como lo es José Zozaya Délano, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), quien señaló que esta medida, de plano, no va a ayudar a nadie. De entrada, porque se trata de automóviles que entraron de contrabando al país y al regularizarlos el recaudador está obteniendo un ingreso de una actividad ilegal y, por otra parte, también hay que considerar que estas unidades no cumplen con ninguna norma oficial establecida para los vehículos que se venden y circulan en territorio nacional. Sí, es loable que se le quiera ayudar a las personas de escasos recursos a regularizar su patrimonio, pero al legalizarles sus vehículos chocolate ¿también entrarán de forma legal a las dinámicas de emplacamiento y verificaciones?, ¿qué va a pasar con los vehículos de modelos muy antiguos y que son sumamente contaminantes?, ¿se les va a permitir circular a pesar de todo?, ¿se ha pensado en los abusados que irán a los Estados Unidos a comprar vehiculos y los van a internar a México argumentando que lo adquirieron “desde hace tiempo”? No olvidemos que hay casi 18 millones de vehículos de procedencia ilegal que a diario circulan por todo el país y que desde hace dos años en San Lázaro los diputados morenistas están montados en su macho con este tema.

BUFETE DE INCONGRUENCIAS.- Tengan mucho cuidado si tienen pensado acudir a la Feria Internacional del Libro que se está celebrando en el Zócalo capitalino, porque en una de esas se pueden topar con personajes como Hugo López-Gatell Ramírez, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud y chutarse disparates como éste: “Recordarán el dilema falso inducido respecto al cubrebocas. No quisiera enfatizar esto una vez más, pero la idea del cubrebocas se convirtió en el instrumento con que las personas egoístas y los grupos sociales egoístas trataban de echarle la culpa a los demás: ‘Que se ponga el cubrebocas porque si no me va a contaminar a mi y a im familia y a mi pequeño universo’, cuando en términos técnicos si hubiéramos pensado en el cubrebocas como un instrumento de conexión social para protegernos unos a los otros hubiéramos tenido también mejores resultados”. *** ¿Qué carambas significa esto?, ¿de qué términos técnicos está hablando?, ¿cuál conexión social y a qué resultados se refiere?, ¿entonces ahora los que usamos cubrebocas somos unos egoístas por querer proteger nuestras vidas y las de aquellos que se nos acercan? Eso sí, el señor López-Gatell Ramírez habla de pequeños universos cuando es el día en el que no ha sido capaz de aceptar su responsabilidad por andarle jugando al Mhoni Vidente de la epidemiología y nos zampó un escenario catastrófico que se le ocurrió mientras jugaba a ser el rockstar del gabinete. Pero eso sí, apenas acabó su participación en la FIL se levantó… y se puso su cubrebocas.

CONSOMÉ DE CHIVO… EXPIATORIO.- ¡Ay, pobrecito de don Ángel Aguirre Rivero! Ahora resulta que el ex gobernador de Guerrero pagó con los platos rotos en torno al caso de los 43 estudiantes de la Escuela Normal “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa que desaparecieron entre el 26 y 27 de septiembre de 2014. Y es que, de acuerdo a este impoluto e inmaculado político guerrerense, Enrique Peña Nieto, Miguel Angel Osorio Chong y Luis Videgaray Caso, ex Presidente, ex Secretario de Gobernación y ex titular de Hacienda, respectivamente, prácticamente lo agarraron de piñata para lavarse las manos. Asegura que cualquier responsabilidad que se le adjudique por la desaparición forzada de los muchachos normalistas carece de toda lógica. Él dice que Peña Nieto estaba enterado de todo… ¿y él no?, ¡por favor!

¿ALGUIEN QUIERE POSTRE?- Dice la titular de la Secretaría de Energía, doña Norma Rocío Nahle García, que durante el invierno no se generan energías solar y eólica. Sin comentarios.

Contacto.- www.lapoliticamedarisa.mx

alessandriniyazmin@yahoo.com.mxTwitter: @yalessandrini1

Comparte nuestro contenido en tus RRSS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en reddit
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.

Aviso Importante:

En La Política Me Da Risa son muy importantes el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información. Por eso, todos los artículos publicados en este portal son responsabilidad de quien los escribe y éstos no necesariamente representan el punto de vista de este medio de comunicación.