SUELTA EL PASADO, ABRAZA EL PRESENTE Y CONSTRUYE EL FUTURO

SUELTA EL PASADO, ABRAZA EL PRESENTE Y CONSTRUYE EL FUTURO

A lo largo de su existencia, la civilización humana ha disertado, debatido, filosofado y elucubrado sobre tres cuestiones consideradas hasta el día de hoy incontrovertibles: Las consecuencias del ayer, la importancia del hoy y la trascendencia del mañana. Definitivamente, los tres puntos de inflexión más importantes de hombres y mujeres por igual son el pasado, el presente y el futuro. O sea lo que hicimos, aquello que ya no podemos alterar; lo que estamos haciendo en el aquí y el ahora y la influencia o relevancia que esto tendrá en lo que irreductiblemente tendremos que afrontar en el corto o largo plazo.

Estas tres circunstancias (el pasado, el presente y el futuro) definitivamente condicionan la manera de vivir y de ser de casi todos nosotros, lo cual nos afecta de distintas formas y en distinto nivel al momento de tomar las decisiones que perfilan nuestra relación tanto con aquellos que nos rodean como nuestro entorno mismo. Y el peso específico que cada uno de estos tres componentes tendrá a lo largo de nuestra vida dependerá única y exclusivamente de la fortaleza de la inteligencia emocional que seamos capaces de construir a lo largo de cada día de nuestra existencia.

Lo que determina el presente y lo que somos en la actualidad es todo lo que hicimos previamente, o sea lo que está en el pasado. Todo lo que haya ocurrido con anterioridad es lo que define y determina nuestra situación actual, haya sido bueno o haya sido malo. Y eso ya es completamente inalterable porque no existe posibilidad de regresar en el tiempo y componer lo que nos resultó mal o mejorar aquello que nos salió bien pero que con la experiencia adquirida posteriormente nos lleva a reflexionar en que pudo resultar de mejor forma. Por eso es importante no cargar de más aquellas cuestiones y vivencias previas, porque eso nos llena de incertidumbre, dudas e incluso resentimientos. Hagamos como nos sugirió en alguna ocasión José José, el “Príncipe de la canción”: Ya lo pasado… pasado.

En cambio, el aquí y el ahora representan un momento inmejorable para todos nosotros, porque es justo lo que estamos viviendo en este instante y éstos nos permiten actuar y decidir sobre la marcha, llenos de experiencia y sabidurías adquiridos de nuestras circunstancias previas y esa sensación de estar siendo puestos a prueba en todo momento es extraordinario, porque ponemos en práctica todo aquello de lo que disponemos (emocional y materialmente) para construir vivencias totalmente empapadas de nuestro yo actual y que en definitiva debe ser mucho más capaz y solvente que nuestro yo del pasado. Sí, quizá más viejos y desconfiados, pero también más sabios, más intuitivos, más asertivos y, por ende, muchísimo más capaces. Por eso también es muy importante reflexionar en el hecho de que aquello que hagamos o dejemos de hacer en el presente, aquello que decidamos o no decidamos van a afectar irreductiblemente nuestra circunstancia en el futuro.

Y, aunque incierto y también desconocido, el futuro no deja de ser todo un enigma para los seres humanos, porque aún sin saber cómo será exactamente, a muchos de nosotros nos entusiasma llegar a él y conocerlo, afrontarlo, vivirlo y sortearlo. Durante el pasado y el presente nos hemos abocado a construirlo, perfilarlo y definirlo. El futuro es lo más enigmático a lo que nos habremos de enfrentar a lo largo de nuestra existencia, porque éste puede ser inmediato, de corto, mediano y largo plazo. Por eso, no vale absolutamente la pena que te sigas atormentando por aquello que ya ocurrió y no tiene remedio (el pasado); tampoco sirve de mucho que pongas miras muchísimo más allá del horizonte (el futuro), porque éste llega justo en su momento. Ni antes, ni después. Lo más adecuado y emocionalmente sano es que todos tus esfuerzos, todas tus capacidades y todas inquietudes los enfoques y los inviertas en lo único tangible, concreto y contundente que existe: El presente.

¿Estás preparado?

Y no olviden que todos los sábados a la medianoche los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable predilecto para verificar la nomenclatura de los canales).

E-mail: yazminalessandrini@yahoo.com.mx 

Twitter: @yalessandrini1

Website: www.lapoliticamedarisa.mx

Comparte nuestro contenido en tus RRSS

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en reddit
Compartir en email
Compartir en whatsapp
ROSARIO PIEDRA, LA MUJER INVISIBLE

ROSARIO PIEDRA, LA MUJER INVISIBLE

CERO A LA IZQUIERDA.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y su “titular”, Rosario Piedra Ibarra, están desaparecidas. Urge que alguien emita una

¡TRAUMADO POR TU APARIENCIA FÍSICA!

¡TRAUMADO POR TU APARIENCIA FÍSICA!

Todos los días, prácticamente de forma permanente, los seres humanos (hombres y mujeres por igual) generamos múltiples complejos, inseguridades y temores derivados por nuestra apariencia

ACOMPAÑA DEL MAZO MAZA A LÓPEZ OBRADOR A INAUGURACIÓN DE LA FERIA AEROESPACIAL

‘LA LEY DE HERODES’ DE LA 4T

El que nada debe… pero en la cárcel El derecho es justicia a los poderosos Acabó la presunción de inocencia Todo mundo es culpable… pero

Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.

Aviso Importante:

En La Política Me Da Risa son muy importantes el pleno ejercicio de la libertad de expresión y el derecho a la información. Por eso, todos los artículos publicados en este portal son responsabilidad de quien los escribe y éstos no necesariamente representan el punto de vista de este medio de comunicación.